Vírgenes Medievales Hispánicas

4. La gran expansión mariana

4.4 Una crónica del cambio (I)

La oposición que los leoneses mostraron a su rey Fernando III no fue simplemente la natural resistencia de un reino a desaparecer, sino que representaba así mismo una determinada opción de organización religiosa. El cambio de paradigma religioso coincide en la Península con el cambio de la preponderancia de la Corona de León al Reino de Castilla. León era proclive a la antigua religiosidad. Así lo atestigua el hecho de que León se convirtiera en la patria de adopción de los albigenses expulsados de Francia, y el enfrentamiento entre clérigos "cristianos" y clérigos "mozárabes" está documentado en las crónicas de esos momentos.

Este enfrentamiento creo que puede observarse, como en un microcosmos, en las crónicas de la construcción de la catedral de la ciudad. En 1230 el Reino de León se incorpora al de Castilla y deja de ser un reino independiente con Fernando III. En ese momento se manda construir una catedral que, naturalmente, se construirá en el nuevo estilo imperante en Europa: el gótico. La crónica de su construcción contiene algunos datos muy significativos para apoyar la teoría de un enfrentamiento entre facciones religiosas (subcapítulo 7.2)

En este momento -primera mitad del Siglo XIII- la supremacía de Castilla, empieza a imponerse sobre León, también el románico sobre el gótico, la antigua religiosidad mozárabe decae ante la religiosidad Gregoriana y las órdenes mendicantes substituirán al antiguo clero. Estes cambio debió realizarse con más o menos suavidad, en función de los sitios. Los edificios religiosos pueden darnos alguna pista.

Las grandes catedrales hispánicas del siglo XIII -Sigüenza, Cuenca, Burgos, Tortosa, Valencia...- fueron construidas en continuidad. Incluso se da el caso de continuidad entre edificios religiosos de religiones distintas, como en Córdoba. En España solamente tres catedrales góticas fueron construidas ex novo en la Edad Media: la de Palencia, la del Burgo de Osma y la de León. El caso de Palencia queda justificado por la situación de ruina del edificio anterior, mientras que el de Osma posiblemente podríamos asemejarlo al de León. Otras catedrales que también se construyeron de nueva planta, como la de Barbastro y la de Segovia, se erigieron ya en el siglo XVI. La impresión es que la catedral de León -no olvidemos que era el reino que declinaba a favor de Castilla- fue el símbolo del cambio a la nueva liturgia, la nueva concepción y la nueva corona -cambio, en este caso, impuesto.

Anterior Siguiente